Los tipos de cocción mas saludables

Spread the love

Los tipos de cocción más saludables y recomendables para cuidar la salud.

Cocer los alimentos tiene múltiples ventajas: aumenta su digestibilidad, mejora el sabor e incluso impide un sinfín de problemas toxicológicos.

El problema es que la cocción, sea del tipo que sea, también altera y disminuye inevitablemente el valor nutritivo de los alimentos.

Desde el simple hervido hasta el sofisticado microondas, todos producen más o menos cambios y pérdidas en el contenido nutritivo del alimento en cuestión.

Puesto que la cocción de los alimentos es algo diario e inevitable, es importante conocer cuáles son los métodos de cocción más saludables.

EL HERVIDO

Este es uno de los métodos de cocción más sanos que existen. Además sirve para todo tipo de alimentos, no implica una adición de grasas y hace que los alimentos sean altamente digestivos.

Es necesario hervir los alimentos en la mínima cantidad de agua y durante el menor tiempo posible, evitando el burbujeo prolongado, pues la pérdida nutritiva es mayor.

tipos de cocción

LA COCCIÓN AL VAPOR

Es incluso más sana que el simple hervido y produce una menor pérdida de nutrientes. El único inconveniente es que requiere una dosis de tiempo mucho mayor.

Los alimentos deben tener poco grosor, y deben colocarse correctamente dentro de la cestita de la olla a vapor, sin acumulaciones.

LA PLANCHA Y EL GRILL

Aunque no es un método de cocción, es una técnica alimentaria muy utilizada. Da un agradable sabor a los alimentos y puede utilizarse no sólo para carnes y pescados sino para verduras, hortalizas e incluso huevos.

No es necesario añadir grasas y es una técnica bastante rápida. El alimento debe ponerse en la plancha cuando ésta esté muy caliente; en caso de utilizar grasa o aceite debe usarse una mínima cantidad.

No hay que dejar que se quemen los alimentos (la parte quemada es altamente tóxica y cancerígena).

LA COCCIÓN AL HORNO

Permite la cocción de alimentos de gran grosor y las pérdidas vitamínicas son menores.

Puede añadirse agua, grasa o diversos condimentos pero también se puede cocer sin ellos.

Debe elegirse correctamente la temperatura y evitar cocciones demasiado rápidas que dejan la superficie del alimento quemado y el interior crudo.

A más grosor, menos temperatura y más tiempo de cocción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas