Aprendiendo a bailar moskau

Spread the love

Aprendiendo a bailar moskau en casa.

Chistes.

El muro y Roberto.

En el funeral de un albañil accidentado en la construcción del gran muro americano, un hombre desconocido por la familia llora amargamente, se le acerca la mujer del difunto, y dice:

– ¿Era usted amigo del difunto?

– Sí.

– ¿Estaba usted a su lado cuando falleció?

– Sí, de hecho sus últimas palabras fueron para mí.

– ¿Ah, sí? ¿y cuáles fueron esas palabras?

– Por cierto grito mi nombre, diciendo, Roberto ¡no muevas el andamio!

Pájaros y velocidad.

En un concurso de pájaros más veloces les toca el turno a un francés, un ingles y un español:

El francés lleva un halcón le quita la capuchita y lo suelta a volar.

A los pocos segundos el halcón estaba bastante alto, saca una pajita del bolsillo y la tira al aire, el halcón baja en picado alcanzando la increible velocidad de 120 Km. y logra recoger la pajita antes de que ésta caiga al suelo, le dan 8 puntos mientras la gente gritaba euforica.

Ahora bien, le toca el turno al inglés, éste trae un águila real, le quita la capucha, la suelta a volar y cuando está muy alto, saca una pajita, la parte en dos y la tira al aire, el águila baja en picado a la velocidad de 160 Km. e increiblemente logra recoger los dos pedazos antes de que toquen el suelo, le otorgan 9 puntos, mientras la gente habia quedado estupefacta.

Le toca el turno al español, éste trae un lorito de su casa y se le escucha gritar:

– ¡Quítame ya esta porquería de la cabeza que no veo nada!

Cuando lo hace, el loro logra y escapa volando, cuando va muy alto el amo saca una pajita, la parte en tres y la tira al aire, las personas quedan enmudecidas viendo al loro que baja en picado, alcanzando la vertiginosa velocidad de 240 Km., y cuando se va acercando al suelo le grita al dueño:

– ¡Tira más paja, tira mas paja, desgraciado, que me mato!

Deja una respuesta