fbpx

¿Pedir perdón? porque hacerlo

Spread the love
  • 28
    Shares

¿Sabes pedir perdón? porque hacerlo, la fuerza que puede impulsarte.

Resultado de imagen para pedir perdon

¿Has tenido algún altercado con alguien en alguna ocasión? Si fue tu error ¿Supiste reconocerlo? ¿Te dio vergüenza aceptar la culpa y pedir perdón? No todas las personas están aptas para vivir en un medio donde todos cometemos errores, esta afirmación puede ser algo incomoda de aceptarla, sin embargo, teniendo en cuenta que somos personas imperfectas con tendencia a cometer errores, tenemos que ser realista y aceptar que ciertas reglas deben cumplirse para lograr una convivencia armónica.

Desde el primer día de existencia humana, la Biblia cuenta que cuando se le preguntó a Adán sobre quién le había obligado a cometer un error, este se excusó culpando a la compañera llamada Eva, Eva por su parte culpó a la serpiente, y lógicamente como la serpiente no podía hablar sino que había sido manipulada, se quedó en silenció, finalmente analizando este evento, podemos darnos cuenta que culpaban al Creador por haber colocado a su creación, en definitiva no aceptaron su culpabilidad, o sea no reconocieron su error.

El inicio de todo un desastre

Partiendo de este ejemplo, podemos asegurar que es humano errar, pero mucho más es humano culpar a otros de nuestros propios errores. Cuando llegamos tarde al trabajo se suele culpar a todo lo que nos rodea, el tráfico, el gato, el perro, el conyugue, los hijos, y otros agentes, con tal de librarnos de culpa para quedar bien ante quienes se convierten en nuestros inquisidores. Me ha costado aceptar que yo soy también parte del problema.

Dentro de nuestras relaciones de pareja es muy común tener roces cada día, y es casi imposible evitarlas, debido a que las diferencias de pensamiento obligan a que las actividades tengan dos lados, por decirlo, lado derecho e izquierdo, desde luego podrá ser posible trabajar en armonía pero no mezclarse.

¿Por qué debemos reconocer nuestro error?

Primeramente debemos reconocer que tenemos falencias, esto no nos hace débiles, al contrario puede fortalecernos ante la sociedad, ¿Por qué? Un buen ejemplo de reconocer los errores para que las cosas resulten bien tenemos la historia de Japón, en la segunda guerra mundial, los japoneses daban su vida por el emperador, porque el emperador tenía la razón, porque el emperador era un dios encarnado, sin embargo, luego de que estallara la primera bomba nuclear, el emperador reconoció su error y definitivamente fue un golpe duro para aquellos que lo seguían y daban su vida, debido a que su dios se rendía y no servía de nada las vidas que se entregaron por este individuo.

¿Qué hubiera pasado si el emperador continuaba en su necedad de sacrificar vidas solo por su propio ego? Pues ya podemos imaginarnos, no es muy difícil concluir, pero, los japoneses aceptaron el error de su emperador y no se pusieron a pelear entre ellos, al contrario, unieron fuerzas y se convirtieron en la potencia no tan solo hablando de armas, sino en la economía, muchos países envidian a este país que vive rodeado de mares y de problemas con el clima. Pero la clave de esto es que aprendieron a reconocer sus errores, iniciando con el buen ejemplo de su gobernante.

De la misma manera en nuestros hogares, puede resultar difícil decir, “me equivoque”, por favor “perdónenme” “es mi error”, la lucha interna por tener la razón o por no dar espacio a una segunda opinión, hace que los hogares cada día estén más divididos, los divorcios se han reducido en algunos casos, y esto no es porque las parejas no se separan, sino porque ya nadie quiere firmar un contrato de familia, simplemente se unen para no tener el compromiso del divorcio cuando vean que la relación ya no funciona.

¿De quién es la culpa?

Precisamente es el meollo de esta situación, no podemos vivir toda nuestra existencia tirándole la culpa a los que nos rodea, hay que reconocer que somos parte del problema y buscar una solución en nosotros mismos y así organizar una armonía dentro de nuestro hogar y con nuestro entorno.

Si nos atrasamos, no busquemos culpables fuera de nosotros mismos, primero no podemos decir voy a estar a las 08h00 si de facto sabemos que no es posible, claro es factible que pensemos, voy a llegar 5 o 10 minutos tarde, pero bueno no es tanto y con el pedir perdón, solucionado todo. Desde luego, ellos entenderán, quizás no muera nadie por ese atraso, pero desde ese momento estamos causando un desorden y seríamos culpables de la desorganización.

Para una discusión en pareja, nótese que se dice en pareja, o sea se necesita de dos para que exista una discusión, ¿Qué tal si te retiras de la discusión? No queriendo decir que dejes a la persona solita hablando mientras te vas de casa para no discutir, desde luego, no es precisamente la idea, sin embargo, puedes quedarte en silencio escuchando a esa persona que se siente herida y que quiere decir todo lo que siente, ¿y si no es mi culpa?

Entonces debemos ser parte de la solución, no sigamos tirando más leña al fuego, simplemente podemos escuchar y aunque tengamos razón, no busquemos incrementar la lucha por hacernos entender, en algunos casos el tiempo nos dará la razón y sin que hagamos mención de ello, quedará claro quien tenía la razón, por otro lado de nada serviría tener la razón sino buscamos una solución a los conflictos.

¿Qué sucede si la otra persona no quiere entendernos?

Recuerde que buscamos solucionar problemas, además, las personas que nos rodean aprenden con nuestro propio ejemplo, quizás se torne difícil al inicio, pero logrará poco a poco imponer su forma de solucionar los problemas, recuerde que a Japón le ha tomado mucho tiempo colocarse como un buen ejemplo de organización en todos sus ámbitos.

La fuerza de carácter consiste en no dejar que otras personas nos cambien el humor, ni cambien nuestra buena forma de actuar ante la sociedad.

¿Cómo pedir perdón y con qué objetivo?

Cuando pidamos perdón debemos tener un objetivo claro, reconocer nuestro error para buscar una solución al problema y reparar de alguna manera los daños causados por nuestro desorden. Algunas veces se escucha decir “si te ofendí te pido disculpa”, si analizamos esa frase “si te ofendí”, fijémonos que no está reconociendo el error, sino que duda de que haya cometido un error, lo más elocuente sería decir, es mi error, discúlpame. Podría suceder que te pidan disculpas, entonces debes enseñarle a esa persona que no vas a masacrarle con frases para regañarle, sino que tendrías que decirle, ya que es tu error, ahora busca la manera de que soluciones el problema causado.

Muchas guerras y conflictos graves, se han dado a partir de un error y no querer reconocerlo, por ejemplo, si notas que hay una fuga de gas ¿sería prudente continuar sin hacer algo por ello? Desde ese punto piensa por un momento, te das cuenta que hay algo en tu actitud que va a ocasionar algún problema ¿sería prudente continuar como si no pasara nada?

Manejar correctamente este asunto no es algo sencillo, se necesita mucho empeño y fuerza de carácter para ponerlo en práctica, quizás lo hagas bien al inicio, pero, en algún momento te puedas volver a equivocar, sin embargo, sigue insistiendo hasta lograr el punto equilibrado que conlleve a una convivencia en armonía, conversa abiertamente con tu pareja, solucionen los problemas sin que aumente la calor de las discusiones, es posible que logren mucho para el bienestar de la familia.

Más adelante seguiremos analizando temas como este, esperamos que lo haya leído todo y finalmente te felicitamos si lograste hacerlo. Tu criterio es importante para nosotros, siempre leemos tus comentarios y buscamos que esas ideas sean tratadas en esta web.

Comparte este contenido sobre pedir perdón con todos tus contactos en Whatsapp, Messenger, correos, etc. Es posible que puedan necesitar temas como este. Después de todo, no siempre se comparte cosas que valgan la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas