fbpx

¿Qué es un amor tóxico?

Spread the love
  • 151
    Shares

¿Qué es un amor tóxico?

En algún momento de la vida todas las personas nos llegamos a sentir atraídos por el “amor”, sin embargo, nuestros pensamientos, nos obliga a creer que aquello, nos pertenece, es parte de nuestra vida y que nada debería separarnos de ese sentimiento. La pasión nos embarga y nos muestra las realidades de un modo tan sencillo que todo parece ser tan fácil. ¿Aquello es amor? ¿Cuándo un amor se convierte en toxico? ¿Qué características hacen un amor tóxico?

Resultado de imagen para amor toxico

Cuando un amor se convierte en un problema.

El inicio de una relación amorosa es bonita, pero a largo plazo puede convertirse en un serio problema, es lo que ha sucedido en muchas relaciones de parejas. Es muy extraño o casos muy raros en el que dos personas se unen para crear una relación tóxica. Entonces ¿Qué eventos permite que se dañe una relación?

Palabras hirientes.

Las palabras que salen de nuestras bocas pueden ser dulces o amargas, pero para las personas que las escuchan, para nuestros oídos pueden parecer solo simples palabras, quién las recibe podrá interpretar de diversas maneras y sumirlas psicológicamente de manera negativa. Pero, piense por un momento, la toxicidad de donde proviene, desde luego, proviene de sí mismo, y esto no tan solo merma la confianza y el respeto en la otra persona, sino que automáticamente nos convertimos en algo tóxico, esto nos va a destruir.

Lo que proviene de un agente externo puede hacernos daño, pero, sin duda alguna lo que más nos va a destruir es lo que sale de sí mismo. Lo que traemos dentro puede resultar ser lo más tóxico que puede existir, si se lo lanzamos a la otra persona, puede resultar que no le haga daño, porque su autoestima es muy alta y su dignidad no se puede ver afectada, por lo tanto solo estaríamos entregando un amor tóxico que puede autodestruirnos.

La ira descontrolada.

¿Alguna vez has sentido tantas iras que te dan ganas de lanzar todo lo que encuentras a tu paso? Es posible que tal vez no te suceda, porque existen personas que pueden controlar las iras, eso porque han llevado algún tiempo aprendiendo a controlar su propio enojo. Imagínate si lanzas un golpe de puño a una pared áspera de concreto, de seguro tu mano se auto infligirá dolor así mismo.

Eso es precisamente lo que puede ocurrirte si tienes ira descontrolada, sientes tanto enojo con la otra persona que lanzas palabras y miradas que podría destruir a tu pareja. Sin embargo, tu pareja podría resultar ser tan fuerte como el concreto, que solo te infligirías daño a ti mismo. La ira descontrolada quema neuronas, causa malestares encefálicos y te envejece más rápido, esto es una muestra de cuan tóxico puedes resultar ser tú mismo para tu salud.

Los resultados de un amor tóxico.

Hemos visto solo dos ejemplos de cuan dañino puede ser para sí mismo nuestra actitud, pero esto puede ir mucho más allá, sino identificamos nuestro propio problema, podemos vivir toda una vida creyendo que no tenemos suerte en el amor, que no encontramos una pareja que valga la pena, que simplemente no nacimos para ser amados.

Muchos problemas en las parejas pueden terminar en divorcios, suicidios, femicidios, entre otros, por ello es importante que no sucumbamos fácilmente a determinar que nuestra pareja no tiene razón y que debemos tratar de dominar la relación para hacernos valer. Una pareja comenta que siempre discutían por los niños, porque al padre le gustaba una forma de educarlos y a la madre otra forma, nunca se pusieron de acuerdo en buscar estrategia para educarlos mutuamente, sino que discutían por todos los detalles, al punto que terminaron divorciándose y peleando por la custodia de los hijos, de allí que finalmente se preguntaran, ¿Tanto amaban a sus hijos que no tomaron en cuenta la destrucción de su hogar y el entorno seguro de su vástago? Al parecer se convirtieron en un amor tóxico que les afectó así mismo y en especial a la vida de sus propios hijos.

Si notas que tu pareja es peligrosa en la relación, no dudes en pedir ayuda a las autoridades. Es necesario que cuides la salud de tus hijos y la tuya mismo, pero, evita ser tu quien contamines una relación.

Haznos saber tu opinión y desde luego comparte esta información con las personas que aprecias, es posible que agradezcan lo bueno que compartes con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas