fbpx

Chistes borrachos para alegrar la semana

Spread the love

Chistes con el dominicano Fausto Mata

Historias chistosas.

Tras una larga semana de duro trabajo, Rafael y Rebeca, deciden irse de campamento durante el fin de semana. Después de cenar, se fueron a dormir a su tienda de campaña.

Horas más tarde, Rebeca se despertó y codeó a su amigo, diciéndole:

  • Rafael, mira el cielo y dime que ves.
  • Veo millones y millones de estrellas, luceros y planetas.
  • ¿Y eso que te dice amor?, replicó Rebeca.
  • Astronómicamente, que hay millones de galaxias y potencialmente billones de planetas. Astrológicamente, que Saturno está en Leo y definitivamente ninguna hermosa como tú.
  • Cronológicamente, que son aproximadamente las 5 de la madrugada.
  • Teológicamente, que Dios es Todopoderoso y nosotros somos pequeños e insignificantes. Meteorológicamente, que mañana tendremos un hermoso día, pero no tan hermosa como tú.
  • Y a ti Rebeca, ¿Qué te dice?
  • Mira Rafael, a mí me dice que eres un verdadero idiota, tu siempre con tus idioteces, ¿Acaso no te das que se nos han robado la carpa?

Borrachos muy pocos acertados.

  • Llega un campesino a una cantina con una vieja radio bajo el brazo ofreciéndola en venta. En una mesa cercana hay varios hombres que al verlo tan tonto se proponen quitarle la radio sin pagarle un centavo. Uno de ellos les comenta a los otros:
  • Les aseguro que con unas cervezas encima, ese tonto campesino terminará rebajando el coste de la radio hasta casi nada.
  • Por lo que lo invitan a sentarse con ellos. Entonces, preguntan al campesino:
  • ¿En cuánto nos vendes la radio?
  • 30 dólares, responde de manera ingenua.
  • Esta bien, vamos a tomarnos unas cervezas y luego hablamos.
  • Al cabo de un rato ya se han tomado varias cervezas cada uno y le vuelve a preguntar:
  • Y entonces, ¿En cuánto la vendes ahora?
  • Bueno, dame 7 dólares – responde el campesino.
  • Me parece mucho mejor. ¡Vamos, te invito a otras cervezas!
  • Luego de un buen rato le pregunta nuevamente al ingenuo campesino,
  • Y ahora, ¿En cuánto me la vendes?
  • Dame 2 dólares para poder irme a mi casa.
  • El hombre, aun viendo la posibilidad de quedarse con la vieja radio sin pagar nada, decide continuar con la ronda de cervezas y luego de media hora insiste:
Imagen relacionada chistes borrachos
Chistes borrachos
  • Ahora estimado amigo, ¿En cuánto me lo vendes?
  • A lo que el campesino muy borracho responde:
  • Te voy a decir la verdad, yo quería vender la radio para beber algunas cervezas pero, como ya estoy muy borracho he decidido no venderla e irme para mi casa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *