Chistes de la semana

Spread the love

Chistes para morir de risa.

Chistes Buenisimos.

Honestidad.

-¿Qué haces

– Estoy leyendo un libro nuevo que se llama «La honestidad y otros valores»

– Que bueno, ¿En cuanto lo compraste?

– Lo robé de la librería de don Polo.

Estudios.

– Papá, que significa sintaxis

– Que tienes que coger el autobús para ir a estudiar.

– Gracias papá, eres genial, ¿Quién como tu?

–  Así es mijo, uno que ha estudiao.

Cosas de rubias.

Entra un ciego en un bar y le dice a la camarera de la barra.

– Quieres oír un chiste de rubias?

La camarera responde.

– Soy rubia, y el motorista que está a tu lado también, y los 5 militares que tienes detrás también, en la mesa del fondo hay un pareja de rubias y esos pandilleros que están fuera 2 son rubios también.

¿Estás seguro de que quieres contar el chiste?

– Naaah, por el momento paso, que lo tendría que explicar 11 veces.

chistes para morir de risa

Mal oído.

Un hombre mayor, algo avanzado en edad, va a su médico, al ingresar al consultorio va acompañado de dos preciosas mujeres morenas, de cuerpos majestuosos y sonrisas radiantes.

El doctor, algo sorprendido le pregunta:

– Pero Rodrigo ¿Cómo está usted?

– Bien, doctor, he seguido sus indicaciones al pie de la letra y mano de santo oiga.

– Rodrigo, le dije que necesitaba dos muletas ¡no dos mulatas!

Deja una respuesta