Definición del sistema de control de la célula de trabajo

Spread the love

Célula de trabajo robotizada.

Una célula de trabajo robotizada deberá responder adecuadamente a la variación de productos que queramos realizar, de forma que cumpla los requisitos de automatización flexible que justifican su uso.

Para esto será imprescindible el establecimiento de un sistema de control que deberá realizar las siguientes funciones:

  1. Deberá haber un control individual de cada uno de los elementos que componen la célula, máquinas de mecanizado, robot, transporte, manipuladores y otros elementos.
  2. Al control individual de los diferentes elementos será necesario añadirle una sincronización de funcionamiento para que cada máquina realice su tarea encomendada en el momento oportuno.
  3. El sistema de control deberá disponer de un sistema de detección de averías o situaciones anómalas de funcionamiento, avisando al operador de estas situaciones y teniendo previsto un tratamiento y recuperación si es posible para salir de estas situaciones.
  4. El diseño y programa del sistema de control deberá ser dinámico para poder evitar paradas por espera o acciones innecesarias; en ocasiones la optimización del funcionamiento se diseña una vez que el proceso está en producción; sin embargo, debido a los simuladores de sistemas de fabricación flexible, podemos prever comportamientos ante cambios de demanda o situaciones imprevistas, teniendo esto en cuenta a la hora de diseñar e implementar el programa en el sistema de control.
  5. Debemos disponer de una interfaz con el operador para que en todo momento conozca con el detalle necesario el estado de la planta, avisándole y aconsejándole en caso de anomalías o averías en el proceso.
  6. Si disponemos de varias células tendrá que haber una comunicación entre células para permitir la sincronización entre ellas y el funcionamiento óptimo del sistema de fabricación flexible.
  7. Deberemos disponer de un sistema de control superior, realizando funciones de supervisión y actualización de programas si variase de forma considerable la producción.

Estas funciones aquí definidas, dependiendo del proceso, serán necesarias en mayor o menor medida; se deberán implementar en un hardware adecuado que será necesario definir y dimensionar.

Un correcto dimensionamiento del control de la célula de trabajo es muy importante, pues repercute en el costo de desarrollo e implementación, y además repercute en la explotación, no pudiendo realizar a lo largo de la vida del proceso tareas que hemos necesitado, teniendo incluso que redefinir piezas o, por el contrario, disponer de recursos redundantes o sobrantes no teniendo nunca la necesidad de su utilización.

Deja una respuesta