Efectos beneficiosos del paseo a pie.

Spread the love


Caminar, para bombear sangre al corazón, y ejercitar el cuerpo.

Tomar el bus, «un rato a pie y el otro andando», es lo más saludable que se puede hacer si se quiere estar en buena forma física. Las actuales condiciones de vida, obligan a vivir a un ritmo acelerado, hacen que no sólo se dependa del reloj, sino también, que se abuse de los transportes, de manera que uno se puede pasar todo el día sin apenas ejercitar las piernas. No es lo mismo caminar para ejercitar las piernas que caminar para llegar apurado a un lugar. Por ejemplo sales de casa al trabajo en un bus, te sientas, caminas y rápidamente entras al trabajo y te sientas hasta que llegue la hora del almuerzo.

Estar mucho tiempo parado o sentado no es beneficioso al cuerpo, lo aniquilas en esas circunstancias, las articulaciones y los músculos se atrofian, especialmente por la falta de movimiento. Hay que utilizar un poco las piernas, el hacerlo permite que el cuerpo bombee con constancia sangre al corazón, y esto ayuda a que el cerebro reciba su sangre de manera completa, constante, y limpia. No hay que olvidar que una de las causas principales del infarto de miocardio es el sedentarismo.

Caminar para mantenerse en forma

Varias personas son las que se sienten incapaces de ser constantes a la hora de realizar ejercicios físicos que demande un poco de esfuerzo al cuerpo, peor aún realizar movimientos coordinados para ejercitar el cuerpo. No les gusta el deporte y son muy perezosas cuando se trata de inscribirse en un gimnasio. Pero no hay excusas que valgan, porque caminar es uno de los ejercicios más completos que existen y practicarlo a menudo no supone ningún tipo de sacrificio. Al contrario esto significaría una ayuda y mucho beneficio para su propia vida.


Un rato cada día

Un paseo diario de unos veinte minutos, con caminata pausada y luego media acelerada, más alguna pequeña cuesta arriba o la subida de un tramo de escaleras, son suficientes para activar la circulación sanguínea y facilitar el mantenimiento de un buen ritmo cardíaco, oxigenarse los huesos y ejercitar los músculos. Es importante pasear diariamente a un ritmo constante; no es necesario correr, para ejercitar el cuerpo y ayudar al corazón.

 

Deja una respuesta