El poder destructivo de los celos

Spread the love

El poder destructivo de los celos. Cuando la vida pierde sentido

Alguna vez escuche decir que “la persona que no cela no ama”, ¿Cuánta razón tienen estas palabras? Para analizar su certeza veamos una experiencia.

Raúl comenta que cada noche no podía dormir, pensando que podía suceder con la esposa cuando se quedaba sola en casa, los amigos siempre solían contar historias de mujeres que se quedaban sola en casa y que traicionaban a sus esposos de manera increíble, eso a Raúl le taladraba el cerebro y su ánimo cada día cambiaba de mal en peor.

Aunque la historia podría ser similar a la suya, solo hemos tomado el nombre a la ligera, sin embargo, es la realidad de un personaje cuyo matrimonio quedo hecho pedazos por los celos.

Raúl comentaba, cada día al regreso a casa, buscaba llegar de sorpresa para ver si encontraba algo extraño, y la verdad es que todo me parecía extraño, buscaba cualquier pretexto para creer que efectivamente mi esposa me engañaba.

Los celos obligan a la persona a ver cosas que no suelen ocurrir, y en el peor de los casos, si realmente existiera traición, nunca lo descubrirían como los celos suelen hacerle pensar a una persona.

Raúl manifestaba que los conflictos en el hogar por este tema, se agravaban cada día, no había momentos que pudieran estar tranquilos, hasta el punto que ya no se podía controlar y llegaron a la violencia física, pues las noches sin dormir aumentaron y con ello hasta colocó cámaras escondidas con tal de descubrir si la esposa lo engañaba, sin embargo, nunca encontró nada y eso lo desesperaba más.

Con el tiempo los celos aumentan la violencia en el hogar aparece y todo se torna más caótico, las personas al dejar de dormir incluso pierden peso y la salud se deteriora, al aumentar los reclamos las agresiones físicas aparecen y no se encuentra una salida.

Terminé separándome y luego en el divorcio, comenta Raúl, terminé en una depresión, con ello perdí el trabajo, las deudas me volvían loco, y decepcionado busqué en otro compromiso sentimental en el cual tuve un nuevo hijo, y mi ex esposa continuaba soltera, supo salir del problema que yo le había sumido, nunca más se hizo de compromiso, según contaba mis hijos, ella solía decir que no quería más compromiso por miedo a que le tocará otra persona celosa y tóxica. En realidad no solo destruí mi vida, sino mi matrimonio y la vida de mi ex esposa y la de mis hijos, quedó una secuela grave.

Los celos son sentimientos a veces sin fundamentos y con ello solo destruye vida, a veces nunca existe tal engaño que espera encontrar, y en varias ocasiones la vida de las personas termina en tragedias de las cuales no se pueden recuperar.

Deja una respuesta