Espectativa vs realidad

Spread the love

Espectativa vs realidad personas ebrias (borrachos o borrachas)

Mucha velocidad.

Tres borrachos salen de un bar el Primero llama un taxi después de unos minutos llega el taxi el taxista al ver que están muy borrachos lo que hace es encender y apagar el taxi.

– Ya llegamos!

el Primero le paga

el segundo le da las gracias

y el tercero una bofetada y el taxista sorprendido de que se dio cuenta le pregunta ¿Por qué me pega?

y el borracho le responde

– Ande mas lento la próxima vez, casi me mata tanta velocidad.

El borracho en misa

Un borracho entra en una iglesia una vez al año, llega el gran día para la misa;

– El borracho se sienta y el cura empienza a dar el sermón:

– Buenos días, hoy estamos aquí.

  • El borracho interrumpe

– Lo mismo, lo mismo que el año «pashado».

El cura le manda callar.

Continua el cura: – porque ha fallecido… Vuelve a interrumpir con la misma frase el borracho.

El cura, ya indignado, grita: – ¡Llévenselo de aquí!

El borracho comenta: – Lo mismo, lo mismo que el año «pashado».

¿El licor hace realmente daño?

No todos los licores producen el mismo efecto en el organismo, de hecho algunos licores en pequeñas cantidades son un verdadero veneno para el cerebro.

Las cervezas sin importar la marca, son dañinas para los riñones y en especial para el hígado, especialmente su consumo excesivo.

Beber licor en exceso a largo plazo daña muchas neuronas y causa severos problemas en la memoria de corto plazo.

Algunas personas que han bebido licor fuerte por largos años y de modo excesivo han tenido serios problemas con recordar algunas cosas tan sencillas como donde dejo el reloj y si salió con paraguas o no.

Si bebe licor por largas horas, no dude en vitaminizar tanto su cerebro como su hígado.

Te recomendamos bebe con cuidado y no lo hagas tan a menudo.

Pastusos.

¿Por qué los pastusos no juegan cuarenta? Porque solo consiguen reunirse 38 de ellos.

Un pastuso pide un perro caliente. Cuando lo recibe, mira al vendedor y le dice:

– Oiga alita, yo creo que mejor me cambie de presa porque me ha dado la peor.

Un Shakira.

Llega un borracho a un bar y dice:

– Amigo, póngame un Shakira.

Y el camarero le pregunta:

– ¿Y eso qué es?

A lo que el borracho contesta:

– Bueno, algo que me deje loco, ciego, sordo, mudo.

Cuestión de memoria.

Dos personas muy avanzada edad, él viudo y ella viuda, se conocían hacía varios años.

Una noche hubo una cena comunitaria en el asilo de ancianos. Los dos sentados en la misma mesa, frente a frente.

Durante la comida él la observó y la miró admirado, finalmente juntó el coraje para preguntarle:

– ¿Quieres casarte conmigo?

Después de unos segundos de «cuidadosa consideración», ella respondió con mucha alegría:

– Sí. Sí, claro acepto

La comida culminó y, luego de algunos intercambios agradables de palabras, se fueron a sus respectivos hogares.

A la mañana siguiente, el despertó preocupado y dudoso de la respuesta. «¿Dijo sí «o dijo no”? No podía recordar. Lo intentó y lo intentó, pero por más que lo intentó, simplemente no lograba recordar, no tenía ni siquiera una vaga idea; inquieto, fue al teléfono y llamó a su amiga.

En primer lugar, le explicó que su memoria no era tan buena como solía serlo. Luego le recordó la noche hermosa, que habían pasado y con un poco más de coraje, le preguntó:

– «Cuando te pregunté si querías casarte conmigo, dijiste, ¿sí o no?’

Él quedo encantado al oír la respuesta:

– «Te dije que sí, claro que sí, acepto y lo dije con todo mi corazón.» «Y estoy muy feliz de que me llamaras, no podía recordar quién me lo había pedido.»

Deja una respuesta