La alfarería y la cultura de Yang Shao

Spread the love

La Cultura Yang Shao

En el caso de China, la cultura Yang Shao (5000-3000 a. C.) es el equivalente a los orígenes de la cultura dekvalle del Indo. Su desarrollo se localiza en el margen medio y superior del río Amarillo, en la región de Henán, en aldeas de fuerte carácter rural. Cada aldea ocupaba un área de unas 5 o 6 hectáreas, y en su centro disponía de un emplazamiento sin construcciones, similar a las plazas actuales, donde seguramente tenía lugar la vida social.
En las aldeas de Yang Shao se cultivaba el mijo a gran escala, que era el alimento fundamental de su dieta, aunque hay evidencias de que dominaban también el cultivo del arroz. Aún hoy existe un amplio debate sobre si en Yang Shao se trabajaban pequeñas parcelas de tierra de manera intensiva o bien se desarrolló una explotación extensiva del campo. El almacenaje de la cosecha se realizaba en la propia vivienda, que constaba de dos pisos, de los cuales el primero se destinaba a granero y bodega.
En las aldeas se practicaban también varios tipos de ganadería, como demuestran los restos hallados de cerdos y perros, que se ingerían como fuente de proteínas (existía la profesión del “carnicero de perros”). Sorprende la escasez de restos de ovejas, cabras y vacas, lo que hace suponer que el consumo de carne provenía principalmente de la que se obtenía a través de la caza y la pesca.
La cultura de Yang Shao es conocida por su alfarería, objetos ricamente decorados con motivos zoomórficós, antropomórficos o geométricos en color blanco, rojo y negro. 
Al contrario que en la India, se cree que esta cultura consiguió desarrollar el arte cerámico sin la ayuda de la rueda alfarera.
Esta cultura inició su decadencia hacia el año 3000 a. C., coincidiendo con un cambio climático que aumentó la temperatura y con ello la presión sobre el suelo y los recursos naturales. Esta época coincidió también con la construcción de grandes espacios rituales erigidos, según algunas hipótesis, para aplacar la ira de los dioses. 
Paradójicamente, estos proyectos intensificaron aún más la presión sobre los recursos (tanto para obtener mano de obra como para conseguir la materia prima para la construcción y decoración de las obras). Tales excesos terminaron por debilitar en general a la sociedad.
La organización de estas sociedades era jerárquica, con una clase de guerreros y sacerdotes que ejercían el control sobre el resto de la sociedad. En la medida en que se intensificaron las guerras entre las distintas aldeas por el dominio de territorios cuya finalidad era obtener más recursos para superar la crisis, el grupo guerrero adquirió más poder. Este fue el primer paso para que muchas aldeas decidieran fortificarse con muros de mediano tamaño. *>
Las montañas de Taihang se extienden por las provincias de Henán y Shanxi, lugares donde floreció la cultura Yangshao.

Deja una respuesta