Qué fue la revolución neolítica y la siembra de cereales

Spread the love

La revolución neolítica y la siembra de cereales

El primer desafío que tuvieron que hacer frente estas primitivas sociedades antiguas fue el elegir el lugar donde asentarse. Desde finales del paleolítico, con el cambio de clima y la subsiguiente sobreexplotación de la caza, habían ido desapareciendo ciertas poblaciones de animales salvajes que eran su principal fuente de sustento. Así que los seres humanos comenzaron a observar el comportamiento de algunas plantas y su desarrollo.

Empezaron con los cereales pues sus semillas y frutos  eran fáciles de cultivar y almacenar. Sin ninguna duda, el arroz tiene su origen  en Asia, aunque se discute si procede de India o de China, lo que no hace sino demostrar la importancia que los  valles de los ríos Indo, Hoang-Ho (Amarillo) y Yangtsé adquirieron para el desarrollo de  esta nueva economía productora de alimentos, el mijo un cereal que podía producirse en harina, comenzó a ser cultivado a gran escala en China cerca del año 8000 a.C., y  gracias a los poemas chinos se sabe que fue parte fundamental de la dieta de las primeras aldeas

Las aldeas chinas descubiertas que poseían un incipiente sistema agrícola

Para sembrar el hombre tuvo que crear ciertas herramientas, como Yangtsé arados, hachas, palas, etc., lo que propicio una gran evolución  tecnológica, en el Che King, que fue escrito en el lV a.C. pero se recoje una serie de leyendas y tradiciones sobre el origen de China, se menciona el tipo de herramientas que debían tener todos los trabajadores rurales para convertir un campo en fértil (de hecho, este tema constituye una gran parte del relato). Tras estos cambios el hombre pudo asentarse permanentemente en un lugar, lo que a la vez comporto el inicio de la domesticación de animales y, por el incremento mismo e la comida, el crecimiento del grupo social.

Las aldeas chinas descubiertas que poseían un incipiente sistema agrícola datan de entre el 9000 y el 7000 a.C. y se conoce como cultura Xinglongwa. El estudio de los yamienos permite estimar que tenían una extensión de 30 hectáreas.  La sedentarización produjo un gran impacto, ya que junto a la agricultura surgió la alfarería, y los rituales religiosos alcanzan una mayor complejidad. Entre los restos arqueológicos  encontrados se han descubierto mascaras de conchas y figuras de arcillas e tumbas.

En las aldeas del río Indo la situación no era muy distinta. Las crecidas del rio permitieron el desarrollo de una rica producción agrícola en la que se incluían legumbre y frutos como el melón. Las constantes inundaciones propias del clima semitropical obligaron a las aldeas a reforzar su estructura y a generar funciones que previeran estas crecidas y pensaran como controlar su impacto.

Deja una respuesta