fbpx

El sabio y el viajero

Spread the love
  • 60
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    60
    Shares

El sabio y el viajero, una reflexión para meditar cada día.

Una cuestión de vida para cada día.

Aprender a vivir es lo que toca cada día. No se puede vivir sin tener clara la idea de que otros existen para que nosotros existamos.

Sin duda alguna todos estamos de paso en este mundo. Hay que vivir cada día con la idea de que no podemos volver a disfrutar esos pequeños momentos.

Puede haber bueno días o buenas noches, los mejores momentos son aquellos que resultan ser fruto de un trabajo forzado. Hacemos camino al caminar y no podemos evitar que un mal paso nos deje un mal producto, una mala experiencia.

Se puede añorar la vida que se tuvo, pero no es necesario querer volver a ser niños o intentar volver a vivir aquello que ya pasó.

Es mejor no tratar de acelerar el paso del tiempo, dejar que el tiempo fluya a su ritmo y no tratar de cambiarlo solo para experimentar por mera curiosidad.

Si se esfuerzan por vivir el futuro puede acabar añorando el pasado y no disfrutar del presente, es bueno vivir a plenitud cada minuto de la vida.

En la vida podemos dar lo mejor de nosotros, incluso el amor. No se puede esperar que alguien nos ame sin que nosotros hayamos amado primero y conozcamos el verdadero valor y lo hermoso que es amar.

La importancia de las personas que nos aman.

Si a cada paso que das, destruyes el camino para otros, es lógico que nadie preparará el camino para ti. Hay que abrir camino para aquellos que nos siguen, así sentirán que quien iba delante de ellos, era una persona muy valiosa.

Es importante que controlemos nuestras emociones, podemos herir a alguien y eso es un verdadero problema. En el camino vamos a necesitar apoyo, y si no tenemos a nuestro lado personas fuertes que puedan colaborarnos, será muy penoso nuestro viajo.

Somos amos de lo que poseemos, pero esclavos de lo que decimos; que siempre cosecharemos lo que plantamos; que la verdadera felicidad no es lograr metas, sino la satisfacción de lo que logramos sin que la envidia o los celos se apoderen de nosotros por lo que nos falta.

reflexion el sabio y el viajero

Si deseas llegar lejos en tu camino, estas palabras siempre deberás guardar en tu mente y corazón, para que ambos estén juntos, en concordancia y trabajando en mutuo acuerdo.

¿Qué opinas de este pensamiento?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *